Mini Historia: La tabla del 9

Lea la mini historia de la tabla de multiplicar del 9 mientras se observa el cartoncillo

Las mini-historias son un recurso que ayuda a memorizar los CMM (imágenes) que están en la tabla y el orden en el que están colocados. Con ello, en las primeras etapas de aprendizaje, el aprendiz podrá inferir los multiplicandos de cada CMM.

t9

El Timón había perdido una de sus asas. Estaba demasiado triste porque era el único timón de 9 asas que quedaba en el mar. Pidió entonces ayuda a su amigo El Ojo, para que viera por todos los rincones y así encontrar el asa de madera que le faltaba.

El Ojo miró en todos lados y en todos los rincones, pero al voltear al cielo.. oh no!!!! se quedó cegado por la luz de El Sol que brillaba fuertemente.

Y ¿cómo no? si El Reloj con su tic tac, marcaba apenas 5 minutos para las 9 de la mañana.

El Ojo encandilado, creyó ver pasar muy contenta a La Raqueta, que se dirigía al parque a jugar. Mmm – qué raro – pensó – hacía mucho tiempo que La Raqueta no jugaba.

Pero de repente, vio pasar a La Lupa que caminaba muy sospechosa y escondiéndose para que no la viera nadie. La siguió hasta el patio donde estaba El Hombre de Nieve aplaudiendo y cantando taaan fuerte, que La Nota musical podía verse en el aire.

La Lupa también estaba ayudando a El Timón y sospechaba que la rama del brazo era en realidad el asa del Timón. ¡ Quería derretir a El Hombre de Nieve!

De pronto todos escucharon un grito.

-Detenteeee! – girtó El Timón mientras se acercaba rodando – ya se que pasóóó – gritó más fuerte aún.

Todos voltearon, El Sol brilló más y hasta El Reloj detuvo su marcha.

Había recodado lo que pasó con su asa, -Se la presté a La Raqueta – les dijo.

No la había perdido, en realidad se la había prestado a La Raqueta para que la usara como pata en su juego. Es que la pata de La Raqueta se había astillado y la había llevado con un carpintero para que la reparara.

Y pensar que El Hombre de Nieve estuvo a punto de ser derretido por un olvido y La Nota no volvería a verse jamás!

Comentar...

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *